Seleccionar página

Tras la pasada burbuja inmobiliaria las casas sostenibles se plantean cómo la mejor alternativa económica además de respetuosa con el medio ambiente en el sector inmobiliario.

Las casas sostenibles se tratan de un fenómeno que ha llegado al sector inmobiliario y lo ha hecho para quedarse.

Son viviendas que están construidas con materiales ecológicos, que tienen sistemas de reciclaje y que se abastecen de energías verdes. Las energías verdes son las energías que se obtienen de fuentes naturales como pueden ser las energías eólicas, solares y hidroeléctricas entre muchas otras.

Es muy importante que en las casas sostenibles se obtenga un confort en la ventilación y climatización del hogar además de conseguir unas condiciones de luz optimas sin utilizar muchos suministros.

Para que una casa sea sostenible debe de utilizar materiales igualmente sostenibles. Tienen que generar su propia energía y deben de ser capaces de utilizar sus propios recursos. Tener instalado placas solares que recojan la electricidad y almacenar y reutilizar el agua de la lluvia.

Si pensamos en el aspecto económico, las casas sostenibles tienen un mayor coste en la construcción, quizá este seria el “problema” inicial, el precio de los materiales de una casa sostenible es más caro que el precio de los materiales de una casa tradicional. Hay que intentar reciclar materiales para que el gasto inicial no sea tan elevado.

También es cierto que aunque inicialmente se asume un mayor coste en la construcción, en unos años este coste se ve rentabilizado gracias al ahorro en las facturas de los suministros.

Por eso mismo a la hora de construir una casa sostenible hay que calcular la eficiencia energética, el ahorro en los costes de suministro y el gasto de la construcción. Desde que se compran los primeros materiales, los años de vida que tienen y el mantenimiento de los mismos.

No se trata únicamente de instalar  placas solares y sistemas de recogida de agua sino por ejemplo de aprovechar el viento para secar la ropa en vez de utilizar secadora o tener en cuenta las horas de luz para no encender las luces, construir un huerto urbano…. Es decir, se trata también de un estilo de vida.

Antes de construir casas sostenibles, primero de todo debemos de tener en cuenta unos requisitos:

  • Elaborar un presupuesto que este acorde a las casas sostenibles
  • Por supuesto se deberían de escoger materiales ecológicos
  • Además es importante tener en cuenta la orientación de la casa para, por ejemplo, aprovechar la luz natural.
  • Tener en cuenta como se va a recoger el agua de las lluvias
  • Y por último, que sea una casa económicamente rentable.

¡Elige sostenibilidad!

¿Quieres conocer las características de un edificio sostenible?

En Designable promovemos un estilo de vida saludable, sostenible y personalizado. ¡Conócenos!

Síguenos en el facebook designable.