Seleccionar página

¿Qué es una casa autosuficiente?

Una casa autosuficiente es aquella que o consume la mínima energía posible o no necesita de ninguna fuente de energía para cubrir las necesidades de las personas que habitan en ella, es decir, que no dependen de ninguna de las energías renovables.

Una casa autosuficiente no significa que sí o sí también sea una casa ecológica.

¿Qué es una casa ecológica?

Una casa ecológica es aquella vivienda que utiliza o aprovecha los recursos naturales como son el sol, la tierra… y que respeta el entorno tanto en el momento de la construcción de la propia vivienda como una vez finalizada.

Construir una casa ecológica autosuficiente

Todas las casas o las casas construidas durante estos últimos años deberían de ser o deberían de intentar ser ecológicas y autosuficientes. Es cierto que construir una casa de éstas características requiere de una inversión inicial mayor a una casa convencional. Esta inversión inicial se vería amortizada en un periodo de entre 5 y 10 años ya que el ahorro diario que conseguimos en una casa que está desconectada de cualquier suministro que puede tener un hogar es tan grande, que esa inversión inicial se vería amortizada a los años.

Lo primero que se debe de tener en cuenta para construir una casa ecológica autosuficiente es reducir el consumo antes de generar energías, es decir, si queremos reducir el consumo de la calefacción no significa que tengamos que pasar frío sino que debemos de calentar la casa a través de un diseño de arquitectura bioclimática, es decir,  captar la luz solar y almacenar el calor en el interior.

El objetivo de una las casas ecológicas autosuficientes es aprovechar todo lo posible los recursos que nos ofrece el entorno en el que estamos.

Recursos que nos ofrece el entorno:

El agua de la lluvia.

El agua es uno de los elementos primordiales para vivir en casas ecológicas autosuficientes.

La recogida de agua se realiza a través de la cubierta de la casa, de manera que el agua cae posteriormente a un deposito para luego poder utilizarla.

Hay que asegurarse que sea un deposito lo suficientemente grande para ir acumulando agua a lo largo de los años ya que hay épocas del año en que la lluvia es más escasa. Para que el deposito de agua no nos quite espacio en la propia vivienda, se puede construir en la profundidad del terreno.

Esta recogida de agua debe de pasar por un filtrado ya que desde que recogemos el agua hasta que se utiliza pueden pasar meses. También será importante hacer dos depósitos diferentes, uno para el agua para beber y el aseo personal y otro por ejemplo para el uso del inodoro …

Una vez recogida el agua, ¿en que podemos utilizarla?

Para beber, para el aseo personal, para regar nuestro propio huerto, para el inodoro, para lavar la ropa…

La tierra del entorno.

Bien es cierto que bajo tierra se almacena una gran cantidad de energía en forma de calor. Antiguamente se construían casas enterradas que protegían a las personas del calor en verano y del frío en invierno.

¿Cómo podemos aprovechar la energía que hay debajo de la tierra?

Para calentar el hogar, calentar el aire, cultivar nuestros propios alimentos…

¿Quieres saber cómo se puede crear un huerto urbano en la azotea del edificio?

El aire y el viento.

El aire también ayuda a que nuestras casas sean más ecológicas y autosuficientes.

¿Cómo podemos utilizar el aire?

Podemos utilizar el aire para renovar el aire de los hogares ya que es importante deshacernos del CO2 y de otros contaminantes para tener aire fresco y limpio en casa.

Oficialmente esta estimado que se necesita renovar el aire por cada 30m2 por persona y hora, esto ayuda a que el aire este menos cargado y a ventilar el calor de los hogares en verano.

El aire también nos puede servir para generar electricidad mediante turbinas o aerogeneradores. En los últimos años han salido al mercado molinos de dimensiones más pequeñas con el objetivo de instalarlos en las propias viviendas a modo de chimenea en la cubierta de la casa y que se conectan de manera similar a las placas solares.

También se puede obtener agua a partir del aire, ¿cómo? A través de unos generadores que son capaces de condensar el aire y conseguir agua, para que lo entendáis mejor, es lo mismo que ocurre una noche fría cuando aparece el rocío. 

Aprovechar el sol.

Otro de los factores para construir casas ecológicas autosuficientes es aprovechar el sol de manera directa o indirecta. ¿Cómo?

Aprovechar la luz solar, la principal fuente de vida que el sol nos aporta de manera directa, es importante que todas las estancias del hogar reciban luz natural durante el día, será una manera de caldear el hogar de manera que reduciremos el consumo de la calefacción. Es importante orientar las habitaciones de acuerdo a su uso.

En designable construimos edificios principalmente que se adapten a nuestros clientes y siempre adaptadas al entorno en el que están. ¿Quieres conocer nuestros edificios designable?