Seleccionar página

Vivimos en un mundo que está cada vez más y más contaminado ya sea por el estilo y formas de vivir de las personas, por no utilizar vehículos que respeten el medio ambiente, por no reciclar como es debido o por un largo etcetera.  Por eso mismo, si queremos que nuestros hijos vivan en un lugar más sano y seguro sería recomendable prestar mucha más atención a lo que hacemos en el medio ambiente.

Gracias a llevar a cabo una construcción sostenible, el impacto de la propia construcción en el medio ambiente puede ser mejor y mucho más manejable.

La construcción sostenible no solo mejora y satisface las necesidades de las personas sino que también ayuda a conservar y a cuidar el medio ambiente. La construcción sostenible aporta soluciones a problemas que están hoy presentes.

Hay que tener en cuenta que no solo se debe construir edificios sostenibles sino cuidar el entorno de los mismos.

¿Qué es la construcción sostenible?

Alrededor de un 40% de los materiales de construcción utilizados en la Unión Europea son destinados a la construcción y al mantenimiento de los edificios, por ello mismo no podemos no darle importancia a llevar a cabo una construcción más sostenible.

Construir con materiales sostenibles implica que habrá menos residuos en el medio ambiente, menos CO2 en la atmósfera y lo más lógico, que existirán viviendas mucho más saludables para las personas que habitan en ellas.

¿Qué características básicas tiene un material sostenible?

Las características básicas que debe de tener un material para ser sostenibles son, primero de todo, que sean materiales que procedan de la propia naturaleza, como por ejemplo la piedra natural,  también tiene que ser un material que no dañe a las personas, es decir, que sea saludable para las personas y para el medio ambiente y por último, que sea un material duradero en el tiempo y que se sea reutilizable.

¿Qué ventajas tiene una construcción sostenible?

Además de cuidar el medio ambiente, el entorno y a las personas que viven en ella, al construcción sostenible tiene beneficios económicos tanto para aquellos que construyen la vivienda (arquitectos, ingenieros…) como para los que viven en ella. Los edificios con construcción sostenible aprovechan el agua de su entorno como por ejemplo de la lluvia, la luz viene de paneles solares y sino construyen siempre pensando en el aprovechamiento de la luz solar, utilizan electrodomésticos de bajo consumo… es decir disminuyen los gastos y por lo tanto la calidad de vida de las personas.

¿Qué materiales utilizamos para una construcción sostenible?

Dos de los materiales de construcción sostenible son:

  • La madera

Es uno de los materiales más sostenibles que viene de la naturaleza. Algunos expertos calculan que utilizar madera para construir una vivienda puede llegar a tener en una vivienda un ahorro energético de hasta un 60% en la calefacción o aires acondicionados. 

Es importante que la madera utilizada debe estar tratada contra las humedades, insectos y hongos, además de que nos garanticen de la sostenibilidad del espacio forestal de donde provenga, es decir, que provenga de una tala responsable, esto implica que por la tala de una árbol plantan nuevos árboles.

La madera funciona como aislante y es un material reciclable y duradero.

  • La piedra natural

La piedra natural como la pizarra es un producto mineral natural y ecológico, que provoca un mínimo impacto sobre la salud humana y sobre el ecosistema. Se trata de un material duradero en el tiempo y está caracterizado como el revestimiento natural más eficiente ya que es considerado como el mejor aislante acústico.

Es un material muy exclusivo ya que ninguna piedra es exactamente del mismo color, cada piedra es única. De esta manera la construcción gana valor con el paso de los años, es decir, le da un valor añadido a la construcción.

¿Quieres conocer las ventajas y desventajas de instalar placas solares?

¡Conocer nuestra filosofía designable! ¡Síguenos en facebook!