Seleccionar página

Parece que llega el frío para quedarse y con él, el inevitable y temible disparo en la factura de la luz. Según la OCU, calentar la casa este invierno va a costar un 15% más que el año pasado.  Por ello, hoy en el blog os vamos a dar una serie de consejos para ahorrar en la calefacción del hogar sin pasar frío.

Gastar menos en la calefacción de casa y no pasar frío es cuestión de aplicar una serie de consejos y, por supuesto, no olvidarnos del sentido común. Existen trucos tanto para ahorrar en la calefacción sin necesidad de invertir más dinero y fórmulas para ahorrar en la calefacción que sí implican un cierto nivel de gasto que a la larga se ven amortizados.

Sea cual sea el tipo de calefacción que tengas instalado en casa, seguro que puedes utilizarla de manera eficiente y conseguir ahorrar en la factura de la luz.

Revisa la potencia y la tarifa que tienes contrata.

Lo primero de todo es revisar la tarifa que tienes contratada y si la potencia es la correcta. Este es uno de los errores más comunes.

Aquí se mide el número de aparatos que puedes tener conectados al mismo tiempo sin que salte la luz. Para saber qué potencia necesitas en casa solo tienes que sumar el consumo de los aparatos que tienes en casa y calcular cuántos suelen estar encendidos al mismo tiempo. Seguro que alguna vez has ido a encender el horno y ha saltado la luz…a esto nos referimos.

Instala el sistema más eficiente

Las personas somos muy de… “hasta que no se me rompa no lo cambio” pues bien, esta manera de pensar en ocasiones nos puede salir más caro como no tener un sistema de calefacción eficiente en casa por no querer cambiarlo.

Infórmate de los diferentes planes y subvenciones de tu comunidad. Instalar una caldera de condensación te puede ahorrar un 15% de media en la factura del hogar. Otra opción es las calderas de gas natural, es más económicas que la eléctrica.

Mide la temperatura

Otro de los principales consejos para ahorrar en la calefacción. Simple lógica, cuánto más alta esté la calefacción, mayor será el gasto,  ¿o no? .  

Según la Oficina Verde de la Universidad de Zaragoza  si dejas por la noche la calefacción a 16° en vez de a 20° te ahorrarás un 13% de gasto en la factura.

Cómo norma general una temperatura de entre 19° y 21° es más que suficiente para que la casa esté a una buena temperatura, aunque lo ideal sería, poder ajustar la temperatura en cada zona de la casa.

Es aconsejable mantener la temperatura continuamente estable y no estar subiendo y bajando la temperatura continuamente. Para que el uso sea aún más eficiente lo idóneo es apagar la calefacción cuando  no estés en casa, se puede programar el termostato para que un rato antes de llegar a casa se encienda y empiece a calentar la casa y bajar la temperatura a 16° por las noches.

Colocar aislamientos en casa

Este es otro de los consejos principales para que no se escape la calefacción y ahorres en el gasto de la calefacción.

Revisa las posibles zonas de fuga del calor de casa como por ejemplo, las ventanas viejas, los huecos  que puedan tener o la opción de que están mal instaladas son las responsables de que un 25% del calor del hogar se pierda. Además de las ventanas, también las puertas, rejas, persianas…

Si cuentas con un presupuesto para gastar no lo pienses mucho y pon cerramientos nuevos, notarás el ahorro a largo plazo.

Cierra los radiadores de las estancias que no utilices

La mayoría de las veces para que la casa se mantenga toda a una misma temperatura solemos tener todos los radiadores de la casa encendidos, esto no es necesario. Cierra los radiadores de las típicas estancias de invitados o de aquellas estancias que no sueles utilizar diariamente.

No hay que olvidar cerrar las persianas por la noche para evitar las fugas de calor durante la noche.

Elige bien la ropa para estar por casa

Evita el lujazo de ir con manga corta por casa en pleno invierno, esto se paga y bien caro.

Pon el termostato a una temperatura recomendable, entre 19° y 20° y vístete con prendas cómodas pero que abriguen más que una camiseta de manga corta.

Decora la casa de manera más cálida que las otras estaciones del año

Pon pequeños detalles en casa que hagan que parezca más cálida, por ejemplo, alfombras para mantener los pies  y el suelo más calentito, especialmente si el suelo es de mármol o de cerámica. Este sería otro de los pequeños consejos para ahorrar en la calefacción.

El falso mito del pico de gasto cada vez que se enciende

Siempre nos han dicho que tener la calefacción continuamente encendida y a temperatura constante es más barato que apagarla cuando no se utiliza y encenderla cuando se va a utilizar, por el pico de gasto que supone cuando se enciende. ¡Mentira!

Hasta aquí, nuestros consejos para ahorrar en la calefacción del hogar, esperemos que os sirvan.

¿Quieres conocer más consejos para ahorrar energía en el hogar? Pincha en el link.

¡Conoce nuestra filosofía designable! ¡Síguenos en facebook!