¿Por qué es interesante aislar las fachadas por el exterior?

Esta es una de las preguntas que nos hacen muchos de nuestros vecinos en el proceso de construcción de sus futuras casas, y es que, en Designable le damos gran importancia a la selección de los materiales e instalación que garantizan un buen aislamiento integral de todos y cada uno de nuestros edificios, y en especial a las fachadas.

Hoy queremos compartirlo contigo para que no te quedes con ninguna duda de por qué es tan importante asilar las fachadas por el exterior para cuidar de lo más importante: los vecinos que viven dentro.

Aislar térmicamente una fachada por el exterior tiene algunos beneficios como:

  • Nos ayuda a reducir la factura energética y ahorrar por y para el planeta.
  • Se protege la fachada frente a las agresiones climáticas, como la lluvia, la polución o el viento.
  • Mejora el rendimiento de las instalaciones térmicas, ya que el aislamiento evita las pérdidas energéticas innecesarias en las redes de distribución.
  • Mejora el confort y el bienestar de los vecinos manteniendo una temperatura óptima dentro de las casas, tanto en invierno como en verano.
  • Disminuye las emisiones de gases con efecto invernadero (principalmente CO2).
  • Elimina condensaciones y mejora el aislamiento acústico.
  • Añade valor y durabilidad a nuestro edificio sin necesidad de ningún tipo de mantenimiento.
  • No se reduce el espacio útil en el interior de las casas, para que puedas aprovechar cada centímetro de ella.

Hoy en día existen en el mercado muchas soluciones de aislamiento por el exterior que contribuyen a aportar los beneficios que acabas de leer.
Las más conocidas son:

  • SATE o ETICS: El Sistema de Aislamiento Térmico Exterior consiste en la aplicación de un revestimiento aislante de múltiples capas protegido por un mortero, a la hoja principal de la fachada.
  • Fachada ventilada: un sistema constructivo que deja una cámara ventilada entre el revestimiento y el aislamiento. Consiste en una estructura de aluminio que se fija en la hoja principal de la fachada, el aislamiento que se fija también a la hoja principal y los paneles de fachada que se anclan a la estructura. Se deja una cámara de aire entre el aislamiento y los paneles.
  • Fachada de ladrillo cara vista colgada: Esta solución es muy parecida a la fachada ventilada. Consiste en colocar el aislamiento por el exterior pegado a la hoja interior y fijar mediante unos anclajes en la estructura del edificio y la hoja interior, la hoja exterior de ladrillo cara vista. La diferencia es que puede hacerse con o sin cámara de aire.

Desde Designable nos encanta incluir a nuestros vecinos en todos los procesos y, sobre todo, tenerlos bien informado acerca de los materiales y opciones sostenibles que ofrecemos. Si quieres saber más sobre otros materiales constructivos sostenibles haz clic aquí y empieza a conocer múltiples beneficios de vivir en un edificio sostenible rodeado de vecinos que eligen vivir en una casa cómoda, personalizada, urbana y que, además, pesa poco al planeta.