Seleccionar página

Si pensamos en el porcentaje que representa la luz en la factura de un hogar estamos hablando de entre un 10% y un 25% del total. Por eso mismo, es muy importante conseguir, o por lo menos intentarlo, una iluminación eficiente en casa, además no solo por los beneficios económicos que tiene sino también por los beneficios ambientales.

En cuanto a los beneficios económicos , está más que claro, tener una iluminación eficiente hará que consumas menos luz en casa y con ello que la factura de la luz sea inferior.

Y en cuanto a los beneficios ambientales, consumir menos luz en un hogar evitará que los recursos no renovables se acaben antes y las emisiones de gases nocivos sea menores.

Debemos tener en cuenta que hablar de iluminación eficiente no solo es utilizar bombillas de bajo consumo o bombillas de LEDs, sino adaptar el hogar y el consumo del mismo a unas necesidades reales sin que la cantidad de luz se vea afectada.

Parece que el consumo eléctrico de un hogar cada vez es mayor ya son más los aparatos que necesitan de esta red y además parece que estos son los que nos garantizan una mejor calidad de vida. Por eso mismo, hay que prestar especial atención en buscar las mejores soluciones y que nos ayuden a ahorrar energía de manera eficiente.  Desde designable os dejamos algunos consejos para conseguir una iluminación eficiente en nuestras casas.

Aprovecha la luz natural.

El primer consejo, el más básico y el más importante, aprovechar al máximo la luz natural del día.  La luz natural es nuestro gran aliado, hay que intentar no encender las luces hasta que el sol se haya ido del todo y de horas de sol en España vamos sobrados.

Por ejemplo, en los países nórdicos hace tanto frío y tienen tan pocas horas de sol que aprovechan la luz natural al máximo, siempre dejan las cortinas abiertas dejando pasar hasta el último rayo de sol.    

Puedes elegir cortinas traslúcidas para que los rayos del sol pasen sin problema pero al mismo tiempo tengas intimidad.

Quita de casa, todo lo que sea un obstáculo que impida pasar la luz.

Es importante que evitemos tener mobiliario muy alto ya sean estanterías o cualquier obstáculo que impida entrar la luz natural que nos “obligue” a encender la luz artificial.

Utiliza tonos claros en el hogar.

Si quieres conseguir espacios amplios y con mucha luz utiliza tonos claro tanto en el mobiliario como en el suelo y en la decoración del hogar.

La solución perfecta sería un suelo en un tono claro, mesas de cristal y las paredes bancas, ¡ojo! No te pases porque puede dar sensación de un hogar frío. Combínalo con algo que aporte calidez como es el color madera.

Encuentra el punto de luz eficiente.

Otro de los consejos que os damos para conseguir una iluminación eficiente en casa es, encontrar el punto perfecto donde poner cada punto de luz. ¡Olvídate de las líneas continuas de focos! Suponen un despilfarro de luz enorme y que en la mayoría de las ocasiones es innecesaria.

¡Apunta! . La luz principal de un salón comedor debe ponerse encima de la mesa central, pero si pensamos en salas de juegos o salas de estar podemos poner lámparas auxiliares que nos ayuden a orientar la luz hacía más nos convenga.

Acierta con la cantidad de luz que necesitamos.

¿Crees que tienes mucha o poca luz en casa? Recuerda que siempre estamos a tiempo de poner más luz.

Por ejemplo, en los dormitorios no es necesario poner mucha cantidad de luz o con una potencia altísima. El dormitorio es una estancia que la utilizamos para dormir y poco más, puedes poner luces de poca potencia y con más calidez. Si quieres puedes poner algún punto de luz un poco más fuerte en algún punto concreto, por ejemplo si tienes un vestidor. En cambio en la cocina o un aseo necesita un poco más de potencia que necesitaría un dormitorio.

Recuerda, a la hora de poner luz siempre tienes que pensar para qué se utiliza cada estancia del hogar, esto te ayudará a acertar y a adecuar el tipo de luz que necesitamos.

Por supuesto, siempre podemos apoyarnos en las lámparas auxiliares.

Para conseguir iluminación eficiente piensa en el mantenimiento de la misma.

Hemos hablado de la cantidad de luz que necesitamos, pero también es muy importante el mantenimiento de la misma.

Es importante controlar que funcionen correctamente porque estas pueden ser las causantes de una pérdida de electricidad en el caso de que no funcionen correctamente o que tengan una potencia mayor de la necesaria.

Limpia las lámparas para que éstas expandan bien la luz, en el caso de tener dudas sobre la cantidad y el tipo de luz que se necesita siempre podrás ponerte en contacto con un electricista.

Y lo más lógico, apaga las luces cuando no lo necesites.

Ahora que ya viene el frío y parece que es para quedarse, seguro que quieres saber algunos consejos para ahorrar en la calefacción del hogar .

¡Síguenos en facebook!

Fuente de la imagen: coolchicstlylefashion.