Seleccionar página

Las casas pasivas son viviendas de consumo nulo que ahorran energía.

Las casas pasivas o lo que es lo mismo “Passivhaus” es un tipo de construcción que surge en Alemania en los años 90. Este tipo de vivienda se basaba en combinar un alto confort interno con un consumo de energía nulo y un gasto muy bajo

Una casa pasiva es una casa confortable y sobretodo saludable, donde se asegura una gran calidad en el aire que se respira y en la temperatura que tiene. 

Las viviendas pasivas son una combinación entre una vivienda bioclimática con una eficiencia energética muy alta. Las passivhaus están pensadas para aprovechar al máximo la luz natural y la radiación solar, y que además, cuentan con un aislamiento superior a una vivienda normal y utilizan unos sistemas de renovación del aire que no utiliza otro tipo de vivienda.

¿En qué se basan las casas pasivas?

Las casas pasivas cuentan con un alto aislamiento térmico

Una casa con un mal aislamiento térmico puede llegar a perder hasta un 30% de energía, por lo tanto, una de las características en las que se basa las casas pasivas es en el perfecto aislamiento con el objetivo de reducir la pérdida de calor en invierno y ganarlo en verano.

Las casas pasivas eliminan los puentes térmicos

Los puentes térmicos son los que hacen que se pierda el calor en los edificios. En las casas pasivas se estudia la manera de poner capas de aislamientos continuas, para evitar esa pérdida de calor. 

Cuentan con puertas y ventanas con las mejores prestaciones.

Entre un 25% y un 30% del gasto de la calefacción en un hogar se debe a la pérdida del calor a través de las ventanas y cerramientos ya sea por ser una ventaja con unas prestaciones muy bajas o por estar mal instalada, por lo tanto, una ventana de buena calidad y con una correcta instalación es fundamental en una casa pasiva. 

Las Passivhaus ventilan para recuperar el calor.

En las casas pasivas se instala un sistema de ventilación de doble flujo con el objetivo de conseguir una gran calidad en el aire, un confort térmico y un ahorro en la energía. Aconsejamos que con este sistema y un pequeño y adicional aporte de calor que le demos además de una instalación de suelo eléctrico radiante de bajo consumo en alguna estancia de la casa como pueden ser los baños, conseguiremos que en la vivienda se eliminen los sistemas de calefacción tradicional de gran consumo.

Las casas pasivas controlan la estanqueidad en el aire.

Los orificios que puede tener un edificio y sean las grietas y huecos son los que provocan condensaciones en la construcción de la vivienda. En las casas pasivas, una buena estanqueidad del aire aumenta el confort y disminuye la pérdida del aire. Las casas pasivas garantizan un confort térmico, con una gran calidad constructiva. 

Son viviendas planificadas y con diseño.

Las casas pasivas son viviendas que cuentan con un diseño inteligente y bioclimático. Una casa pasiva cuenta con una temperatura agradable durante todo el año y que hace un buen uso de la luz natural. Se trata de casas que requieren menos energía para calentar y enfriar el hogar y para alumbrarlo que una casa normal. 

¿Qué es la Certificación Passivhaus?

La certificación passivhaus es la unión de las pruebas técnicas y la certificación como la única garantía de que el edificio se ajusta a los requisitos de Passivhaus. Es lo único que garantiza que el edificio se ajusta a los requisitos de Passivhaus Institut de Alemania y al nivel de confort y de calidad interno y energético de la vivienda.

¿Te gustaría conocer algunos consejos para ahorrar energía en el hogar?

¡No te olvides de seguirnos en facebook!