Seleccionar página

En pleno invierno resulta más difícil ahorrar en tu consumo energético, las facturas de luz se disparan y, teniendo en cuenta el hecho de que España está entre los países que más ha incrementado su factura energética en los últimos años, es importante adoptar algunas medidas para conseguir ahorrar en el consumo energético.

Por ello, a continuación, te ofrecemos unos cuantos consejos para que ahorrar en tu consumo energético y reduzcas el coste de tu factura de luz y gas este invierno.

Consejos parar ahorrar en tu consumo

Ahorro energético en calefacción

Teniendo en cuenta que, según los expertos, la temperatura de confort en los meses de invierno está entre los 20 y 23 grados; una manera de mantenerla dentro de tu hogar podría ser mediante termostatos digitales. Estos aparatos se encargan de regular la temperatura de la casa manteniendo la temperatura que hayas preseleccionado anteriormente, de manera que la casa se mantenga a una temperatura agradable y evitando que haya cambios bruscos de temperatura.

Por otro lado, también es importante un buen aislamiento en el hogar, ya que nos permitirá aprovechar el calor que se genere al usar la calefacción, sin que este se escape.

En cuanto a los sistemas de calefacción más eficientes actualmente, es destacable el suelo radiante, el cual supone un bajo consumo y un elevado rendimiento. Además, cabe destacar que este sistema emplea generalmente energías renovables como la aerotermia o la geotermia, lo cual hace de este sistema de calefacción uno de los más responsables con el medio ambiente.

Reduce el consumo en tu cocina

Es fácil hacer un uso más económico de los electrodomésticos de la cocina si tienes en cuenta estos consejos:

En primer lugar, usa el microondas siempre que puedas, siempre que su etiquetado energético sea el tipo A, éste empleará mucha menos energía que el horno convencional y también tiene la capacidad de cocinar una gran cantidad de alimentos, ¡tan solo tienes que explorar todas sus funciones!

Por otro lado, si vas a usar el horno, evita abrirlo mientras esté en funcionamiento, ya que esto hace bajar la temperatura y le obliga a emplear más energía.

En cuanto al uso de lavadoras y lavavajillas, conviene activarlos durante el periodo valle dentro de la tarifa de discriminación horaria, el cual comprende mayoritariamente las horas de la noche y la madrugada, y supone un consumo inferior y un coste económico más reducido.

Racionaliza tu consumo de agua

No hace falta decir lo importante que es no dejar grifos abiertos innecesariamente, como al lavarnos los dientes o afeitarnos, pero, además, existen otras pequeñas acciones que llevar a cabo en casa y que reducen el consumo de agua.

Otra posible medida para disminuir el consumo de agua es instalar un reductor de caudal, que consiste en un dispositivo que se coloca en la boca de los grifos y sirve para reducir la cantidad de agua que sale de estos.

Controla el consumo de luz

Por último, respecto a la tarifa general de la luz, hay que tener en cuenta diversos factores.

Por un lado, es importante aprovechar la luz natural lo máximo posible, pero, para las horas que esto no sea posible (la mayoría en invierno), puedes sustituir tus bombillas por bombillas de bajo consumo o luces LED.

Además, si tienes niños en casa, quizá sería recomendable que instalases un sistema detector de presencia, de manera que las luces sólo se activen cuando sea necesario.

Por otro lado, recuerda desconectar aquellos aparatos que no estés utilizando, ya que el modo ‘stand by’ es uno de los que más consume sin darnos cuenta. Una forma de hacer esto más sencillo es emplear regletas, de manera que se desconecten todos los aparatos a la vez.

¿Quieres conocer algunos consejos para tener una iluminación eficiente en casa?