No hace falta decir el impacto que el coronavirus está teniendo en nuestro estilo de vida desde el momento en el que se decretó el estado de alarma y el consiguiente confinamiento. Pero ¿qué necesidades han nacido dentro de nuestros hogares que perdurarán tras la cuarentena?

Nuevas necesidades dentro del hogar

En este último mes hemos podido ver, tanto a través de los medios de comunicación y, sobre todo, desde las Redes Sociales, como esta situación de confinamiento ha potenciado, en gran medida, la creatividad de las personas dentro de casa.

Hemos podido ver cómo la gente ha desarrollado sus dotes culinarias, en algunos casos desconocidas; sus habilidades artísticas: desde teñir una camiseta estilo ‘tie dye’ hasta rescatar esas acuarelas olvidadas y ponerse a pintar; pasando por los entrenamientos en casa, en los que los bricks de leche se han convertido en unas pesas improvisadas.

Por otro lado, se han creado necesidades dentro del hogar que antes no teníamos o de las que podíamos prescindir.

El teletrabajo ha generado la necesidad de contar con un espacio aislado del ruido donde poder concentrarse y trabajar cómodamente, en la medida de lo posible.

Así mismo, la necesidad de tomar el aire y despejarse un poco del ambiente cerrado dentro de casa, también ha hecho que, aquellos que no cuenten con una terraza, la echen mucho más en falta estos días.

Pero existen unas nuevas necesidades dentro del hogar que quizá no parezcan tan evidentes a simple vista; aspectos como una casa con aislamiento acústico, un consumo energético eficiente o incluso un sistema inteligente en el hogar, cosas que anteriormente, al no pasar tanto tiempo en casa, no se habían valorado tanto,

Son muchos los individuos que, en estos días, encuentran más molestos y ruidosos a sus vecinos. Este cambio en nuestra rutina también ha cambiado nuestros horarios y las cosas a las que dedicamos tiempo a lo largo del día, además del hecho de que ahora los más pequeños pasan todo el tiempo en casa y estos tienen tendencia a hacer más ruido que los mayores. Por ello, es importante que, en la medida de lo posible, todos tengamos en cuenta los horarios habituales y las circunstancias de nuestros vecinos, pues pueden haber enfermos o personas mayores que necesiten un descanso mayor.

Aun así, siempre es recomendable contar con un buen aislamiento acústico para cualquier tipo de ruido que pueda perturbarnos, como obras o incluso la lluvia o el viento, que pueden ser más molesto a la hora de tener un buen descanso.

Edificio Clero, Designable

Sentimiento de comunidad

También se ha hecho latente la necesidad de relacionarse y tener un buen ambiente con la comunidad de vecinos, algo que antes se intentaba evitar a toda costa, ahora nos hace ver claramente que una buena relación en el vecindario hace más llevadero el día a día e, incluso, puede ayudarnos en momentos de dificultad, con iniciativas como la de llevar la compra a casa a los más mayores o a todo aquel que lo necesite.

Podemos ver, por tanto, que esta situación de confinamiento nos ha generado unas necesidades nuevas que, posiblemente, sigamos conservando a posteriori, y que tendremos muy en cuenta a la hora de buscar una nueva casa.

Factores como las estancias de la casa, el aislamiento o el vecindario se hacen notar en estos días de cuarentena, así como la cercanía y fácil acceso a los bienes de primera necesidad. Por ello, esta situación nos descubre una vez más, la importancia de tener en cuenta estos factores a la hora de elegir nuestra casa, de manera que haga nuestra vida diaria más fácil y llevadera.

Y tú, ¿qué necesidades nuevas has descubierto en casa durante el confinamiento? ¿Conoces la automatización del hogar y sus beneficios?