Seleccionar página

Hoy se celebra el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono y, además, este año se celebran los 35 años de la Convención de Viena y de la protección mundial de la capa de ozono.

Para ubicarnos un poco mejor en el porqué de la celebración de este Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, es necesario remontarse a 1970, cuando los científicos se dieron cuenta de que se estaba produciendo un agujero en la capa de ozono, debido a la alta contaminación.

El agujero, causado por gases dañinos, que son empleados en aerosoles y refrigeración, es decir, en aires acondicionados, frigoríficos, etc.; crecía considerablemente haciendo aumentar los casos de cataratas y cáncer de piel, además de dañar la flora del planeta.

Pero ¿cuál es la utilidad real de la Capa de Ozono?

La capa de ozono nos protege de la energía que emana el sol que, debido a su potencia, sería imposible que la vida en la Tierra prosperara. Por ello, esta capa nos protege de gran parte de la radiación ultravioleta.

La respuesta a la alarmante situación de la capa de ozono fue decisiva, en 1985 se adoptó la mencionada anteriormente Convención de Viena para la Protección de la Capa de Ozono, en la cual se decretó que, bajo el Protocolo de Montreal del Convenio, los gobiernos de los distintos países, lo científicos y la industria se comprometen a trabajar siempre juntos para acabar con el 99% de las sustancias que atacan y destruyen la capa de ozono.

Gracias a esto, la capa de ozono se ha recuperado considerablemente y se espera que vuelva al estado que tenía en 1980 para mediados de este siglo.

Por todo ello, el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, celebrado el 16 de septiembre de cada año, ensalza estos logros; además de demostrar la importancia de las acciones comunes y colectivas, que son la única manera de resolver las crisis mundiales como esta.

Asimismo, en este año en el que estamos viviendo la pandemia de COVID-19, que ha traído consigo diversas dificultades, tanto sociales como económicas, el objetivo de preservar la capa de ozono se convierte en algo aún más fundamental y trascendente.

¿Qué está dañando la Capa de Ozono?

Entre los distintos elementos dañinos para la capa de ozono encontramos un gran número de productos químicos de uso común, tales como los clorofluorocarbonos, presentes en aerosoles, lacas, insecticidas, desodorantes, aires acondicionados, pinturas y frigoríficos. Estos productos químicos puedes mantenerse presentes en la atmósfera más de un siglo, antes de liberar el cloro que daña a la capa de ozono.

Otros gases que dañan la capa de ozono son los procedentes de las fábricas y de productos como pegamentos y pinturas.

¿Qué consecuencias trae consigo la destrucción de la Capa de Ozono?

Entre las diversas consecuencias que tiene el agujero de la capa de ozono para los seres humanos encontramos enfermedades en la piel y en los ojos, trayendo consigo cáncer de piel y cataratas.

Para el resto de los seres vivos estas consecuencias también son notables, pues la radiación ultravioleta atraviesa el agua y daña al plancton y seres vivos que habitan en el océano.

También existe un gran peligro para las cosechas y vegetación del planeta, pues la radiación del sol incide directamente y esto daña considerablemente su crecimiento.

¿Cómo puedes contribuir tú a proteger la Capa de Ozono?

Utiliza menos el coche

Si empiezas a caminar o a usar el transporte público o incluso la bicicleta, puedes contribuir en gran medida a proteger la capa de ozono. También es cierto que, si tienes que usar tu coche si o si, puedes compartirlo con más gente, de forma que contaminéis menos y además ahorréis dinero.

Por otro lado, también existen alternativas como los coches y motos eléctricas, disponibles en tu ciudad y que ayudan a reducir gastos y contaminación.

Evita usar ciertos productos para la limpieza del hogar

Limpiar tu casa es un acto tan cotidiano que probablemente no prestes mucha atención a las consecuencias que puede tener en el medio ambiente.

Muchos productos que usamos para limpiar la casa contienen sustancias perjudiciales y, en muchos casos, pueden ser sustituidos por otros productos como el vinagre o el bicarbonato.

También existen diversas empresas que ofrecen una alternativa ecológica y que producen todos sus productos con materias primas vegetales; algo que puedes tener en cuenta a la hora de hacer la compra.

Evita usar Bromuro de Metilo

Esta sustancia se usa frecuentemente en la agricultura para fumigar, y en tratamiento para madera o en almacenes.

Además de que es muy barata se degrada con dificultad y se considera una sustancia activa de las más destructivas para la capa de ozono.

Si bien es cierto que en los últimos años se ha reducido considerablemente su uso, este no está prohibida todavía, por lo que es importante que prestes especial atención para evitar su uso en la medida de lo posible.

Planta un árbol

Este gesto es sencillo y contribuye enormemente a la creación de oxígeno en el planeta y a la reducción del Co2, ¡anímate y planta tu árbol!

Comienza a comprar productos locales

Si decides comprar productos que se cultiven muy lejos de tu país, estos tendrán que viajar largas distancias produciendo cantidades de oxído nitroso por los motores, y dañando la capa de ozono.

Si, en cambio, decides comprar productos locales, estos serán más frescos y ayudaras a conservar la capa de ozono.

Forma parte del cambio

Divulga todas estas acciones con tu entorno y tus seres queridos, de este modo quizá quieran unirse a esta causa y ayudar a proteger el medio ambiente.

Cuantas más personas se unan al cambio más pronto se recuperará la capa de ozono.

¿Sabías que las bicicletas también están siendo empleadas como medio de transporte frente al Coronavirus? ¡Descubre porqué!