¿Te gustaría estar en sintonía con el planeta o por lo menos intentarlo? ¡Hoy en el blog designable os queremos hablar sobre cómo hacer nuestro día a día más sostenible. ¡Apunta, no es misión imposible!.

Poco a poco vamos tomando conciencia sobre el estilo de vida que llevamos y el impacto que tiene para el planeta las decisiones que tomamos. 

Dejar de comprar en los grandes supermercados, no tirar nada al suelo por muy pequeño que nos parezca, dejar de coger el coche o la moto tan a menudo y empezar a coger el transporte público o porque no, ir andando a los sitios. Son pequeños gestos que hacen que nuestra vida sea más sostenible. ¿Quieres saber qué hacer para introducir la sostenibilidad en tu día a día? ¡Allá vamos!

Un estilo de vida sostenible en casa

  • ¿Te gustan las plantas? ¡Empieza a cogerles cariño!. No solo dan armonía a tu casa sino que hacen que refuerces la conexión con el entorno y el medio ambiente. 
  • ¡Recicla! Utiliza un cubo de basura para cada residuo (orgánico, inorgánico y productos reciclables como es el papel, el plástico…). Otra manera de reciclar y llevar un estilo de vida sostenible es utilizar frasco de vidrio o bolsas de tela para ir a comprar a las tienda. Llévate tu propia bolsa de tela reutilizable y intenta no comprar alimentos que vayan en bolsas o envases de plástico.
  • Utiliza luces de bajo consumo y cuando salgas de casa, apaga todas las luces y la calefacción. 
  • Si tu bolsillo te lo permite, instala en casa placas solares, de esta manera utilizarás tu propia electricidad y solo la que necesitas. Aunque vivas en una comunidad de vecinos puedes instalar placas solares en la comunidad

  • Instala aireadores en los grifos. Suena a chino, ¿verdad?. Se trata de unos filtros que se enroscan en los grifos, sobre todo en los grifos de la cocina y de los baños, y hacen que ahorres hasta un 50% de agua. ¿Qué te parece?. Al abrir los grifos sale el de agua a presión porque se mezcla el agua con el aire. Otras maneras de ahorrar agua pueden ser o recogiendo agua de la lluvia a través de un depósito o instalado un filtro de agua para beber o cocinar en casa, de esta manera no comprarás tanta agua embotellada. 
  • ¿Sabías que la producción de carne es uno de los principales causantes de los gases contaminantes?. Reduce el consumo de carne, no tienes porque eliminarlas totalmente de tu dieta pero sí reducir su consumo o por lo menos intentarlo.
  • Otra forma de llevar un estilo de vida sostenible, es crear tu propio huerto urbano en casa. ¿Qué te parece la idea? ¿Vives en una comunidad de vecinos en el centro de la ciudad? ¡Instala un huerto urbano en la azotea de tu edificio!  
  • Olvídate de todos los productos en espray.
  • ¿Eres de las personas que siempre mira la procedencia de los productos que compra? Es muy importante comprar productos locales e intenta comprar en los pequeños comercios de tu barrio

Un estilo de vida sostenible en el trabajo

Durante nuestras horas laborales también podemos llevar un estilo de vida sostenible o por lo menos intentarlo. Casi todas las acciones mencionadas anteriormente podemos aplicarlas en nuestro día a día en el trabajo, aun así, vamos a hablar sobre algunas más específicas. 

  • ¿Sabías que el ordenador es uno de los electrodomésticos que más energía gasta?. Intenta no dejar el ordenador encendido cuando vayas a salir a comer o estés más de una hora sin utilizarlo. Si estás pensando en renovar te el ordenador, no olvides intentar darles una segunda oportunidad o donarlos a aquellas asociaciones que puedan necesitarlos. 
  • Si eres de los que aprovecha y se queda a comer en el trabajo, intenta hacerte la comida en casa y por supuesto transportarla en tupers de cristal o envases reciclables.
  • Una de las acciones que te hará sentir que llevas un estilo de vida sostenible es no coger tu coche para ir a trabajar. Si estás más o menos cerca del trabajo ves andando y aprovecha para estirar las piernas, sino siempre puedes utilizar medios de transporte públicos o a unas malas compartir tu coche con otros compañeros. 

Sostenibilidad en la calle

  • Ves andando a todos los sitios que puedas, sino siempre puedes coger el transporte público.
  • No tires nada al suelo por muy pequeño que sea. 
  • Utiliza el transporte público o porque no saca la bici a la calle y quítale el polvo. 

¡Esperamos que os haya gustado!