Seleccionar página

­Es probable que uno de tus propósitos para el nuevo año haya sido llevar un estilo de vida más sostenible, y la forma más sencilla para empezar es en tu día a día, dentro de casa.

Hoy te traemos algunos trucos y consejos para conseguir llevar un estilo de vida más ecológico en tu cocina.

La forma más sencilla de empezar a cambiar tu cocina es cambiando tus utensilios de cocina, si eliges accesorios de cocina hechos con materiales sostenibles como la madera, de cedro a poder ser; el algodón orgánico para servilletas, trapos o delantales; el acero de carbono para tus cubiertos o la celulosa vegetal para el estropajo. De esta manera incluirás materiales más respetuosos con la naturaleza de la forma más fácil y práctica.

Otra buena forma de mejorar el estilo de vida en tu cocina es incluir botellas reutilizables para el agua. Las botellas de vidrio están libres de tóxicos y no generan tanta cantidad de residuos, a diferencia de las botellas de plástico.

Por otro lado, en cuanto a los muebles dentro de tu cocina, una alternativa a comprarlos es restaurar muebles antiguos, ya sean tuyos o de amigos que se quieran deshacer de ellos. De este modo gastas menos dinero que adquiriendo unos nuevos, y le das un toque vintage a tu cocina.

En cuanto al reciclaje, ya sabes que es una de las prácticas más importantes y fáciles que puedes llevar a cabo en tu cocina, solo tienes que incluir distintos cubos de basura para cada residuo, ya sabes que este es uno de los pasos más importantes para llevar una vida más concienciada con el medio ambiente.

Distribución sostenible

Respecto a la distribución de tu cocina, es importante que la nevera esté separada del resto de los electrodomésticos, esto es debido al ahorro energético ya que, si la nevera se encuentra situada al lado del microondas o el horno, este necesitará generar más energía para mantenerse frío.

Si tienes en tu cocina vitrocerámica o cocina de gas, te recomendamos que lo cambies por placas de inducción, ya que consume mucha menos energía, preparan la comida en mucho menos tiempo y se apagan automáticamente cuando se apartan las sartenes.

A la hora de comprar nuevos electrodomésticos, es importante que tengas en cuenta la etiqueta A+++, ya que estos ahorran mucha más energía y son más respetuosos con el medio ambiente.

Otra forma de consumir menos energía en tu cocina es a través de la iluminación, el uso de bombillas LED rebaja el consumo en un gran porcentaje, en concreto de casi el 90%.

En cuanto a la despensa, cada vez existen más alternativas ecológicas en los supermercados, por ello, elige aquellos productos que no vengan desde muy lejos, ya que la huella de carbono del transporte es elevada. Además, es importante que no consumas leche carne o pescado a diario, el abuso de la proteína animal no contribuye a llevar un estilo de vida sostenible.

Compra responsable

Si tenemos en cuenta el desperdicio alimenticio, el mejor truco para no tirar la comida es hacer una compra responsable, es decir, hacer una lista de las necesidades reales a la hora de ir al supermercado y, ten en cuenta el envasado de los productos que compras, evitando el uso innecesario de plásticos; además de las etiquetas de los alimentos, teniendo en cuenta la procedencia de estos y su impacto a la hora de desecharlos.

Por último, como ya te hemos recomendado en artículos anteriores, es importante incluir plantas en las estancias de tu casa, en la cocina también, de modo que purifiquen el espacio.

¿Quieres conocer el resto de las ventajas de incluir plantas en tu hogar?