Seleccionar página

¿Te has planteado en algún momento prescindir de tu coche y vivir sin coche? ¿Qué cosas cambiarían en tu vida si no tuvieras coche? Quizá deberías de empezar a plantearte estas dos preguntas.

Desde hace unos meses atrás se percibe un futuro un poco complicado para los coches de combustión y es que en algunas de las ciudades de España o ya están prohibiendo la circulación y entrada al centro de las ciudades o se lo están planteando y por ello promoviendo nuevas formas de movilidad como pueden ser las bicicletas, patinetes, motos eléctricas…

Según los resultados del IV Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente realizado por Rastreator.com, el 48,5% de las personas dependen diariamente de sus vehículo para desplazarse.

¿Necesidad o preferencia por utilizar el vehículo propio? 

El 45% de la población española prefiere utilizar el vehículo propio antes que utilizar el transporte público frente a el 30% de la población que prefiere moverse con transporte público.  

Esta dependencia por utilizar el vehículo propio también varia según el sexo y la edad de las personas. Los estudios afirman que los hombres son más dependientes que las mujeres (52% frente a un 44%) y que los jóvenes de entre 25 y 34 años son los que más utilizan sus vehículos (55%).

Razones por las que vivir sin coche.

Lo ecológico y lo solidario es tendencia y está de moda. Vivir sin coche también, lo mismo ocurre con el transporte alternativo como pueden ser las bicicletas convencionales, plegables, los patinetes y motos eléctricas o incluso desplazarte andando.

Cada vez son más personas las que optamos por ello, por vivir sin coche, por el transporte sostenible, económico y saludable. Pero por mucho que contribuyamos a un planeta más verde, a nivel ambiental poco podemos hacer si nuestro entorno sigue utilizando el coche para todo. Para que notemos la diferencia, la decisión de vivir sin coche ha de ser de todos.

Razones por las que prescindir del coche resulta ventajosos:

  • Vivir sin coche es… ahorrar

Utilizar el transporte público es mucho más económico que utilizar el coche, y coger la bicicleta mucho más que utilizar el transporte público, pero todo dependerá de las distancias que tengas que recorrer.

Plantearse la posibilidad de ir dejando de coger el coche supone un ahorro a final de mes aunque no siempre se pueda por las distancias, lo importante es tener la intención y ir dejando de utilizar el coche. ¡Todo suma!.

Aunque siempre nos han vendido que tener coche es significado de libertad y independencia, que de alguna manera lo es, hay que tener en cuenta la esclavitud que suponen los atascos, buscar aparcamiento, pagar los seguros, pagar impuestos, las reparaciones…

  • Vivir sin coche es… contaminar menos y contribuir a un mundo más verde.

Al utilizar y compartir un medio de transporte con otras personas como puede ser el autobús, el tren, metro o no utilizar ningún medio de transporte dejamos de contaminar.

  • Vivir sin coche es… hacer más ejercicio.

Muchas veces cogemos el coche porque nos da pereza andar y realmente podríamos ir andando o en bicicleta. No tener coche nos obliga a vencer esa pereza y ha ejercitar el cuerpo.

  • Vivir sin coche es… si necesitamos un coche, ¡podemos alquilarlo!

Vivir sin coche no significa que no lo vayamos a usar en algún momento. Alquilar un coche o compartirlo de manera esporádica gracias a la economía colaborativa es una posibilidad que nos ayuda a vivir sin un coche propio.

Cada vez son más los barrios céntricos en los que se está prohibiendo la entrada con los vehículos, además de que se están peatonalizando los barrios. ¿Qué es la peatonalización de los barrios ? ¿Te as planteado qué beneficios aporta a la ciudad peatonalizar un barrio?

¿Te gustaría crear un huerto urbano en la azotea?

¡Síguenos en el facebook designable!